BWF 2014
Daysha Bellydance
Mario Kirlis
 
Infoarabe.com | Entrevistas
A SOLAS CON MAIADA

- ¿Cómo llegas a la danza del vientre?
- Siempre, desde muy pequeña, tuve la necesidad de bailar. Todo en mi vida lo manifesté bailando. Conocí la danza árabe de una forma muy mágica y misteriosa. Pasaba horas espiando a una extraña dama, que danzaba entre velos, viéndose tan mujer. Compartíamos la misma casa y hasta la misma habitación pero su baile se lo reservó para ella. Hasta que un día me vió copiándola. Al día siguiente me llevó a aprender con su gran amigo Amir Thaleb, a partir de ahí no paré hasta el día de hoy. Mi hermana, "La Extraña Dama" Sarat, me abrió las puertas de lo que hoy es mi vida y mi profesión.

- ¿Qué sentís que nunca le debe faltar a una bailarina?
-  La Pasión

- ¿Cómo te considerás como docente?
- Es muy difícil describirse como docente. Con los años y la experiencia uno aprende mucho de los alumnos, hay que saber escucharlos y comprenderlos. Siempre doy vuelta las cosas, y antes de explicar algo me pongo en el lugar del alumno. Y me hago todas las preguntas que haría si yo fuera la que está tomando la clase. Me ayudó mucho estar cerca de mis alumnas, escucharlas y leer su mirada, su cuerpo. Es solo prestarles atención y estudiarlas personalmente a cada una para encontrar la manera de llegar a ellas.

-¿Qué día de tu vida nunca vas a olvidar?
-¡Tengo varios! Pero definitivamente el día que nació mi primer hijo IORGO.

- ¿Cómo expresas tu enojo?
- Ignorando.

- Cuál fue la decisión que más te costó tomar hasta el momento?
- Mi separación.

- En lo profesional, ¿Considera que ocupas el lugar que se merece?
- ¡Si, claro! Ocupo el lugar que quiero yo.

- Dicen que el fracaso enseña. ¿El éxito, también?
- El éxito mal llevado es muy peligroso. Ser exitoso en lo que uno ama es magnífico. Creo que el secreto está en no olvidarse que fue elección de uno, lo que deseó y proyectó, lo importante es disfrutarlo y compartirlo.

 - ¿Qué debe tener una bailarina para dar el gran salto para convertirse en docente?
- Preparación.

- ¿Si existiese el túnel del tiempo, a donde irías? ¿Al pasado o al futuro?
- ¡A ninguno de los dos! Me gusta el presente.

- ¿De qué te quejas con frecuencia?
- ¡De tener sueño! ¡Quiero más horas para dormir!

- ¿Cuáles son los peligros que trae consigo una profesión como la tuya?
- No siento para nada peligrosa mi profesión. Al contrario, me llenó de gente hermosa a mí alrededor que me cuida constantemente.

- ¿Cómo te llevas con su popularidad?
- La disfruto al máximo. Me encanta conocer a toda esa gente que se acerca a saludarme. ¡No hay nada más lindo que alguien te reconozca!

- ¿Que quiso con toda su alma y no pudo conseguir?
- El amor. El hombre indicado.

- En general, ¿Cómo tomás las críticas?
- Me encanta cuando alguien me dice lo que piensa. Porque yo soy de decir lo que pienso, siento que es una forma de amar y cuidar al otro.

- ¿Qué recuerdo material conservas de su niñez?
- Mis “obras de arte” de cuando iba al jardín, mis cuadernos, carpetas y una cartuchera con todos los nombres de mis compañeros de primaria.

- Ante quienes no te conocen, como te presentas?
- Como Leandra. Me divierte mucho, usar mi verdadero nombre.

- ¿Qué deseo le gustaría que se te cumpliera?
- En el futuro poder ver a mis hijos felices. En el presente, ver a mi ballet Al mansuraht en Egipto.

- ¿Qué opinión te merecen las nuevas generaciones de bailarinas?
- Son perfectamente técnicas.

- Si fueras Dios por un día, a quien le concedería la inmortalidad.
- ¡A nadie! ¡Qué horror! Estamos en esta vida para aprender, de lo bueno y lo malo. Ser inmortal sería muy triste, creo que todos tenemos que cumplir con algo en esta vida, para luego irnos y dejar lo mejor que pudimos a los demás. Todo tiene que tener un ciclo.

- ¿Cómo reaccionás ante la envidia profesional?
- ¡Que palabra, Envidia! Me da pena la gente envidiosa, debe ser muy triste vivir envidiando lo del otro!

 - De las tareas domésticas, ¿Cuál detestás pero igualmente lo hace a regañadientes?
- ¡Cocinar!

- ¿Qué sepultarías para siempre?
- El ser tan confiada.

- ¿Qué ves? ¿Qué ves cuando te ves… al espejo?
- Una mujer, con todo lo que implica la palabra.

- En que actitudes de la vida cotidiana se siente más mujer?
- Por las mañanas, cuando me levanto para hacerle el desayuno a mis hijos, llevándolos al colegio, escuchando sus vocecitas de dormidos, cambiarlos, fijarme que estén prolijos, para que después me den ese abrazo (como si nos despediríamos por mucho tiempo), el beso, el “¡Te amo Ma!”. Todo eso me hace sentir plenamente mujer.

- Si pudieras elegir, ¿Qué don te gustaría tener?
- El de cocinar.

- Nombre del mejor show que hiciste en tu vida.
- ¡Qué difícil! A todos les pongo la misma energía. Pero si tengo q recordar uno en especial por la reacción del público: el EIDA en que bailé por primera vez.

- ¿Cuando nos morimos, a donde vamos?
- A encontrarnos con aquellas personas que se nos adelantaron y se fueron primero, para guiarnos sin miedos a otra vida.

- Si es que cada uno de nosotros vino a cumplir una misión sobre la tierra, ¿cual piensa que es la suya?
- Si supiera cual es mi misión seria aburrida, creo que eso podría contestártelo el día que vengan a buscarme aquellos que se me adelantaron.

- ¿Si pudiera, a quien rescataría de la muerte?
- Definitivamente a mis hijos.

- ¿Alguna vez sentiste que te ahogabas en un vaso con agua?
- Muchas veces, pero siempre hubo muchas manos sacándome a flote.

- Ante que situaciones te sentís débil de carácter.
- En situaciones de pareja. Cuando el amor está en juego, soy muy débil.

- Anímicamente, como te definirías.
- Fuerte.

- ¿Qué intuís que piensan tus colegas de vos?
- Eso, que soy una Colega.

- Ser bailarina es...
- Mi elección de vida, mi forma de vivir. Nací para ser quien soy, no forcé nada. Todo llego cuando tenía que llegar y porque así tenía que ser. Ser bailarina, es una forma de vida.


 
 
 
 
 
 
 
 
BWF 2014
Aerosirio by Karina Armendariz
Dana
Asalah Escuela de Danzas Arabes
 
 
 
Infoarabe.com